Sobre mí

Restauradora de bienes culturales, especialista en restauración de pintura (siglos XVI-XIX). Cuento con más de seis años de experiencia laboral como restauradora en instituciones públicas, entre las que destacan Patrimonio Nacional, la Real Academia Española y el Museo Nacional del Prado.

A lo largo de los años he compaginado esta experiencia con la restauración de obras de colecciones privadas como profesional autónomo.
Además de esto continúo formándome y compagino mi trabajo con el Grado de Historia del Arte por la UNED, y desde 2020 colaboro con la revista «Descubrir el Arte».

Isabel_restauración
“Milagro de Santo Toribio Mogrovejo”, del siglo XVIII, en el Palacio Real de Madrid

Soy licenciada en Bellas Artes en el año 2010 por la Universidad Complutense de Madrid en el itinerario conservación-restauración. Tuve el privilegio de formarme durante dos años (2014-2016) gracias a una beca de investigación en el taller de restauración de pintura del Museo del Prado.

Quiero compartir las reflexiones personales que surgen el día a día en torno a esta profesión tan bonita, donde la vida y el arte se mezclan. Los restauradores, aunque trabajemos en equipos o talleres con más personas, pasamos mucho tiempo a solas con la obra de arte y éste es un buen lugar donde almacenar algunas experiencias.

La restauración no termina en el caballete. Para ser un buen profesional se precisa de una formación continuada, asistiendo a cursos, conferencias, y diálogo con otros profesionales. Y sobre todo es necesario educar el ojo, ir con regularidad a museos y exposiciones temporales… La historia del arte es una herramienta fundamental para comprender mejor el significado y el valor del patrimonio. Por eso este año decidí compaginar mi trabajo con el grado de historia del arte por la UNED y también compartiré mis avances por aquí.

Isabel González-Conde