La reintegración pictórica

Tras una escapada de fin de semana a Toulouse, y visitar los rincones de la llamada “ciudad rosa” vuelvo a casa con varias ideas relacionadas con el arte y su conservación.

En el anterior post hablé del proceso de estucado, y hoy voy a escribir sobre los diferentes criterios de reintegración o retoque pictórico que podemos ver en la actualidad en los museos y galerías. El retoque se realiza una vez finalizada la limpieza de la obra y todos los tratamientos de consolidación del soporte necesarios. Consiste en aplicar color únicamente en las zonas de pérdidas o lagunas y requiere de un análisis previo y un conocimiento de las mezclas aditivas a base de colores “puros”. El primer criterio obligatorio es el respeto absoluto por el original. Además deben utilizarse materiales diferentes a la técnica pictórica de la obra, y éstos deben ser fácilmente reversibles e identificables. Para ello se puede finalizar el retoque con una grafía que se adapte a la obra (ya sean rayas, el famoso tratteggio/rigatino, pequeños puntos, etc…) o una tinta neutra si la superficie es muy grande o no se tiene información suficiente para continuar las líneas del dibujo. En las escuelas son muy rígidos con estos criterios de selección cromática, pero en el taller del Prado aprendí que estas soluciones deben adaptarse a las obras, no se puede utilizar el rigatino en todas las obras como única opción.

En estas fotografías de detalle se observa un magnífico rigatino de obras del Retablo de la Iglesia de San Benito de Calatrava (hacia 1480), del Museo de Bellas Artes de Sevilla, fotografías que tomé hace unos meses:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la restauración de pinturas al óleo se utilizan colores de máxima calidad, solubles al agua (acuarela) normalmente para las bases de color, y/o colores al barniz para las veladuras finales, como los de las marcas Maimeri® o Gamblin®. Las pérdidas en las pinturas interrumpen la correcta lectura de las mismas, llaman mucho la atención y hacen que el espectador pierda la atención necesaria para comprender lo que nos quiere contar el artista. Por eso es necesario “maquillar” estas pérdidas, para devolver a la obra el equilibrio y unidad perdidos. Por supuesto, el restaurador debe dejar constancia de cada intervención en un informe técnico detallado, con fotografías del proceso donde se localicen las pérdidas iniciales y facilitar así el estudio de la obra en un futuro.

Aquí podéis ver mi paleta con pigmentos al barniz tras una mañana de trabajo y la caja de acuarelas al lado:

img_3274

La idea de este post surgió tras visitar el Musée des Augustins (Toulouse), donde se expone una obra de Nicolas Tournier (1590-1639), en la sala de pintura del siglo XVII en proceso de restauración. Me llamó muchísimo la atención esta pintura de estilo caravaggista, tanto por su gran formato, como por el hecho de estar expuesta en una fase previa a la reintegración cromática. Tras observar las numerosas pérdidas es fácil darse cuenta de lo mucho que ha sufrido la obra a lo largo de su historia. Fue creada por Tournier para la capilla de los Penitentes Negros de Toulouse, destruída en los años 60 del siglo XX. Las pérdidas verticales indican que ha sido enrollada en diversas ocasiones, quizá con la capa pictórica hacia dentro, una práctica muy dañina para las obras de soporte de tela, que siempre deben ser enrolladas con la película pictórica hacia fuera. El enrulado puede ser la única solución para transportar obras de gran formato, y en ocasiones es necesario también para su almacenaje por falta de espacio.

En este link podemos ver algunos de los proyectos de restauración que se han llevado a cabo en este museo, os animo a echar una ojeada y ya de paso, practicar el francés: Restauración del Musée des Augustins. No en todos los museos está permitido tomar fotografías, pero en este caso sí pude hacerlas (por supuesto sin flash), y lo agradezco mucho ya que así puedo ilustrar este post:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora mismo se ven las lagunas de esta obra con una tinta neutra. Estos tonos neutros se utilizan mucho en pintura mural, y hasta hace poco era una opción extendida en la pintura de caballete. Una restauración muy célebre en la que se sustituyó la tinta neutra por una reconstrucción gracias a la documentación fotográfica preexistente, fue El 2 de mayo de 1808, de Goya, realizado en el 2008 en el taller del Museo del Prado por Enrique Quintana y Clara Quintanilla. Aquí podéis conocer todos los detalles técnicos: Restauración 2 y 3 de Mayo, de Goya.

Como curiosidad, decir que en una visita me di cuenta que en el Museo Thyssen Bornemisza, ¡reintegran las lagunas de las paredes!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Violette dice:

    I really like it when individuals come together and share thoughts.
    Great website, keep it up!

    Le gusta a 1 persona

    1. Isabel González-Conde dice:

      Thank you very much Violette! I will continue sharing about conservation and art, you are very welcome to participate with your opinions 🙂

      Me gusta

  2. Marina dice:

    Hola , he trabajado como restauradora en Italia por 25 años y si me permites quería sugerirte que “rigatino” se es rive con una “t” y no “rigattino” .
    También la famosa marca italiana tiene un pequeño error: se escribe Maimeri y no Maimieri.
    Espero no te moleste pero he notado mucho en español esta clase de errores.
    Un saludo!

    GV

    Me gusta

    1. Isabel González-Conde dice:

      Gracias, ya lo he cambiado 👍🏼

      Me gusta

  3. carmen bermudez dice:

    muy buen trabajo, pero igualmente algunas correcciones….. cuando hablas de tinta neutra creo que te estas refiriendo a tintas planas, puede ser? porque no son lo mismo. aun asi lo comparto para que lo vean mis alumnos, toda informacion e s poca cuando estan aprendiendo, animo y sigue haciendo cosas por la conservacion del patrimonio y su difusion, gracias ello los demas aprendemos

    Me gusta

    1. Isabel González-Conde dice:

      Muchísimas gracias Carmen por tu interés y compartirlo con tus alumnos,es todo un honor 🙂 en cuanto a la terminología de tinta neutra/plana, he de confesar que resulta lioso. Lo puse bajo esta definición de tinta Neutra: color plano que se integra con los colores a su alrededor sin llamar demasiado la atención.
      Quería referirme a ese tipo de reintegración. Pero corrígeme si me equivoco , te lo agradezco. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s